Tres Meses

Como ya dije tiempo atrás, Septiembre no es un mes al que tenga demasiado aprecio (acumulo unas cuantas malas experiencias relacionadas con esas fechas). Hasta ahora Febrero y Marzo eran mi “temporada amuleto”, los meses que siempre he vinculado con algunos de los mejores recuerdos de mi vida.

Sin embargo, parece que eso va a tener que cambiar. Septiembre fue el mes (dos años atrás) en el que pude dar por terminada “El Secreto de los Dioses Olvidados”, en Septiembre del año pasado firmé al fin el contrato con Grupo AJEC y ahora será el 15 de Septiembre (si no se tuercen los planes de la editorial) cuando el libro entre en la imprenta. Y la fecha para su aparición oficial en las estanterías, Octubre.

La noticia me ha llegado (ayer), y supone ver mucho más claro el final del túnel. A pesar de mi optimismo y la confianza que tengo en Raúl Gonzálvez, son muchos los comentarios que aparecen en foros y blogs declarando la desilusión que reina entre los aficionados con aspiraciones a publicar. No deja de hablarse de cuánto ha aumentado la dificultad para encontrar una editorial dispuesta a jugársela con nóveles. De los problemas que tienen algunos autores para recibir lo que les corresponde por las ventas de su obra. Un panorama muy negro, al que aún así estoy más que dispuesto a arrojarme de cabeza.

A todo esto, también terminé la revisión de las galeradas. Después de la última reescritura (que ni mucho me esperaba que fuese a acometer), no voy a decir que el libro ha quedado perfecto. Quizás, aplicando una terminología estricta, tan perfecto como está en mi mano. Especialmente, tras las notas que me hizo llegar el primero de mis “reseñadores”. Después de leerlas, entendí perfectamente cuál es la función de un “lector crítico” en una agencia o editorial. Con consejos y observaciones concretas como esas, uno tiene mucho más claro por dónde debe ir pasando el cepillo de carpintero. Ha sido toda una experiencia volver a encontrarme sumergido en esa historia que ya casi puedo relatar de memoria, pero no hay nada que me haga más ilusión ahora mismo que esperar el paso de esos tres meses para poder tener un ejemplar del libro delante de mí.

Y para terminar, una reflexión sobre el género para los aficionados a la literatura fantástica.

Anuncios

4 comentarios

  1. Enhorabuena, Rafael.

    Ya poco te queda para tener tu libro en las manos. ¡Tres meses pasan volando!
    Si Raúl ha confiado en tu novela y se la ha dado a leer a esos “reseñadores” no dudo que será una obra estupenda. Además, por lo que cuentas en el blog, la trama se ve más que interesante.
    Y sí, para estas cosas es mejor lanzarse de cabeza. Nuestra ilusión es ver publicadas nuestras historias, así que hay que apechugar con lo que venga.
    A mí las críticas, reseñas y demás me dan canguelo, ¿tú cómo llevas eso?

    Un abrazo,
    Susana

    Por cierto, si te parece bien, voy a enlazar tu blog al mio.

  2. Gracias por tus ánimos, Susana.

    Respecto a las reseñas… pues si van por el mismo camino que el borrador de la primera, encantado. Y las críticas, me temo que es algo que hay que aceptar. No se puede aspirar a gustarle a todo el mundo. Aunque prefiero que sean constructivas, por supuesto. Lo que ayude a mejorar, bienvenido sea.

    Y todo el permiso del mundo para que enlaces el blog. Encantado por mi parte, y deseando que ese interés que despierta la trama se concrete en satisfacción cuando leas la novela.

  3. Enhorabuena por la publicación! No conocía tu trabajo, pero parece muy interesante. Lo leeré en cuanto salga. Por cierto somos compañeros de editorial, yo firme hace unos meses y mi novela ha sido incluida en la Colección Excálibur. Te enlazo a mi blog y muy bueno el artículo sobre la influencia de Tolkien.
    Hablamos.
    Un saludo.

  4. Gracias por tus ánimos, Guillem, y por el enlace.

    La verdad es que, conociendo el espíritu de AJEC, probablemente muchos de los autores noveles de fantasía y ciencia ficción del país acabaremos compartiendo éste lazo de hermandad antes o después. Y ojalá que sea para bien. Una de esas anécdotas literarias que luego son historia, como las revistas “pulp” donde publicaron los clásicos a principios del siglo XX.

    Le echaré un vistazo a tu blog también, compañero.

    Un saludo.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • julio 2009
    L M X J V S D
    « Jun   Ago »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031